REQUIEM POR UN ALKARAVÁN

LUKAS AVENDAÑO

“Réquiem para un alcaraván” es la danza performativa del hombre–mujer. La cultura zapoteca a través de la muxheidad, vive la homosexualidad, la gaycidad y los matrimonios del mismo sexo con ciertas contradicciones: un muxhe es un hombre que asume roles culturalmente destinados a mujeres tanto de trabajo como afectivos, emocionales y sexuales, la muxheidad es una velada aceptación social y al mismo tiempo la celebración de lo que aún se considera una transgresión.


El hombre–mujer zapoteca baila e invita al espectador a participar en los “ritos de paso femeninos”. La Boda tradicional. La Mayordomía. La Curandera-Rezandera. El Luto. La metamorfosis, alma encarnada en un ave local conocido como berelele, en zapoteco, o alcaraván (Burhinusoedicnemus), donde el ciclo del macho se cierra cuando una vez que se aparea, en algunos casos termina sacrificado por la hembra.​

"Lukas Avendaño es un artista mexicano emergente, cuyo trabajo reciente constituye una intervención performativa queer de las representaciones mexicanas nacionalistas, particularmente de la mujer tehuana zapoteca. Avendaño encarna la compleja identidad de los muxes, u hombres homosexuales del Istmo de Tehuantepec donde nació. La vestimenta cruzada de sus performances entrelaza danzas rituales con pasajes autobiográficos y acciones que envuelven miembros de la audiencia, en orden de retar la amplia visión de una cultura indígena gay-friendly y que apunta hacia la existencia de vidas que negocian el dolor y la soledad con un orgullo autoafirmativo.* 

*Stambaugh, Antonio Prieto (2014-01-01). "RepresentaXión” de un muxe: la identidad performática de Lukas Avendaño".

Latin American Theatre Review.